ONU vota sobre Jerusalén después de que Trump advierte 'estamos mirando'

La Asamblea General de las Naciones Unidas de 193 miembros celebrará hoy (jueves) una rara sesión especial de emergencia a petición de los estados árabes y musulmanes. Foto: REUTERS

Naciones Unidas: Los estados miembros de la ONU votarán el jueves sobre una moción que rechaza el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel, bajo una fuerte presión del presidente Donald Trump, quien ha amenazado con recortar los fondos a los países que respaldan la medida.



La Asamblea General de la ONU celebrará una sesión de emergencia para decidir sobre un proyecto de resolución que Estados Unidos vetó en el Consejo de Seguridad el lunes después de que los otros 14 miembros del consejo votaron a favor de la medida.

En la víspera de la votación, Trump sugirió que podría haber represalias para los países que apoyan la moción, presentada por Yemen y Turquía en nombre de los países árabes y musulmanes.

'Se llevan cientos de millones de dólares e incluso miles de millones de dólares y luego votan en contra nuestra', dijo Trump en la Casa Blanca.

'Bueno, estamos viendo esos votos. Que voten en contra nuestra. Ahorraremos mucho. No nos importa.

El proyecto de resolución refleja la medida vetada, reafirmando que cualquier decisión sobre el estatus de Jerusalén no tiene efecto legal y debe ser anulada.

No menciona la decisión de Trump, pero expresa 'un profundo pesar por las decisiones recientes sobre el estatus de Jerusalén'.

Los diplomáticos esperan un fuerte apoyo para la resolución, que no es vinculante, a pesar de la presión de Estados Unidos para abstenerse, votar en contra o simplemente no presentarse a la votación.

El martes, la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, envió un correo electrónico a otros enviados de la ONU para advertirles que 'el presidente estará observando esta votación con atención y me ha pedido que informe sobre los países que votaron en contra nuestra'.

'Tomaremos nota de todos y cada uno de los votos sobre este tema', escribió en el mensaje visto por AFP.

En Twitter, Haley publicó que 'Estados Unidos tomará nombres' cuando los embajadores de la asamblea de 193 naciones emitan su voto el jueves.

'Nikki, ese fue el mensaje correcto', dijo Trump.

Un diplomático del consejo dijo que Canadá, Hungría y la República Checa podrían ceder ante la presión de Estados Unidos, pero la moción seguramente será aprobada.

Ningún país tiene poder de veto en la Asamblea General, contrariamente al consejo donde Estados Unidos, junto con Gran Bretaña, China, Francia y Rusia, pueden bloquear cualquier resolución.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, veta una resolución redactada por Egipto sobre decisiones recientes sobre el estatus de Jerusalén, durante la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la situación en el Medio Oriente, incluida Palestina, en la Sede de la ONU en la ciudad de Nueva York en diciembre. 18, 2017. Foto: REUTERS


'Amenazas' de Washington

La decisión de Trump del 6 de diciembre de reconocer Jerusalén rompió con el consenso internacional, provocando protestas en todo el mundo musulmán y generando una fuerte condena.

Los aliados clave de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y Ucrania, se encontraban entre los 14 países en el consejo de 15 miembros que votaron a favor de la medida y se esperaba que hicieran lo mismo el jueves en la asamblea.

El ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riyad al-Malki, acusó a Washington de 'amenazar' a los Estados miembros y dijo que se trataba de 'otro error' tras el veto estadounidense en el Consejo de Seguridad.

Malki dijo que la sesión de la ONU mostraría 'cuántos países optarán por votar con conciencia'.

Si bien las resoluciones de la Asamblea General no son vinculantes, un voto fuerte en apoyo de la resolución tendría peso político.

Turquía y Yemen, en representación del grupo árabe de países y de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), presentaron la medida reafirmando que Jerusalén es un 'tema que debe resolverse mediante negociaciones'.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha tratado de liderar la condena islámica del plan de Trump sobre Jerusalén, convocando una cumbre de los líderes de las naciones musulmanas la semana pasada en Estambul, quienes instaron al mundo a reconocer a Jerusalén Oriental como la capital palestina.

Jerusalén Oriental fue anexada por Israel después de la guerra de 1967, en una medida nunca reconocida por la comunidad internacional. Israel ve a toda Jerusalén como su capital indivisa.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que su país esperaba un 'fuerte apoyo' para los palestinos, y agregó: 'Todos los que tienen conciencia ... están en contra de esta decisión que usurpó los derechos de Palestina'.

Varias resoluciones de la ONU piden a Israel que se retire del territorio tomado durante la guerra de 1967 y el proyecto de resolución contiene el mismo lenguaje que las mociones anteriores aprobadas por la asamblea.

Pakistán reiterará su apoyo a los palestinos

Pakistán apoyará plenamente y copatrocinará la resolución para el retiro de la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, dijo el representante permanente de Pakistán en la ONU, la embajadora Maleeha Lodhi.

Pakistán reiterará su apoyo a los palestinos en la sesión de emergencia de la AGNU

El apoyo a la causa palestina ha sido un principio fundamental de la política exterior de Pakistán, dice Maleeha Lodhi

Mientras se dirigía al Grupo de Embajadores de la OCI en las Naciones Unidas el martes, Lodhi dijo: 'Nuestro apoyo a la causa palestina y a la defensa de al-Quds al-Sharif es y siempre ha sido un principio fundamental de la política exterior de Pakistán'.

Añadió: 'Nuestro apoyo sigue siendo inquebrantable'. El Grupo de Embajadores de la OCI se reunió antes de la sesión especial de emergencia de la Asamblea General de la ONU sobre el estatus de Jerusalén.

Recomendado